sábado, 3 de diciembre de 2016

Expediente Político: Fernando nos robó la regiduría

Por Alfredo Calva
La sentencia acusatoria hecha por el ex diputado local Julio César Vázquez y también coordinador estatal del PT, en contra del priísmo bajacaliforniano y en especial, contra el embajador Fernando Castro Trenti, de haber operado en el TRIFE para arrebatarles la regiduría de representación proporcional que le asigno por derecho el IEE y ratifico el TEE a su militante Anel Fabiola Martínez, mostró el encono que le guarda al PRI y al famoso “Diablo”.

Vázquez aseguro que las traiciones internas en el PRI fue lo que generaron la derrota de su candidato a la alcaldía de Tijuana, René Mendivil Acosta, sin embargo agregó, se les pasó la mano y perjudicaron a los candidatos aliados, a quienes los acompañamos en la contienda, su pésima imagen fue el causal de que no lográramos pasar el umbral del tres por ciento, nos arrastraron por la mala fama del PRI al PT, PANAL y PVEM.
Lo manejado por el petista solo comprueba lo que todos en los corredores políticos conocieron, las traiciones internas de unos grupos del tricolor y el trabajo de estos en favor de candidatos de otras organizaciones contribuyeron en la derrota de las propuestas de la alianza conformada por los cuatro partidos ya mencionados.
El hecho de que en distritos electorales la diferencia de votos entre el abanderado tricolor a la alcaldía y el candidato a diputado local fue exagerada, indicativo de que ahí los priístas trabajaron para Mendivil Acosta y para otra propuesta política, traicionando así el acuerdo celebrado entre los organismos políticos muestra la nauseabunda realidad que se vivió en la pasada jornada electoral al interior del priísmo en la entidad.
Y, de nueva cuenta emerge el nombre del famoso “Diablo” Castro Trenti, personaje que no guarda simpatía o aprecio sin interés alguno, al interior de su partido, de nueva cuenta Castro Trenti mueve a los ministros de las dos salas del TRIFE, la regional y la superior, con el objetivo de ayudar a su sobrina, hija de su hermana consentida, Silvia Justina.
La anterior ocasión en que el “Diablo” empleo sus malas prácticas y buenas relaciones en el TRIFE, ente máximo jurídico en materia electoral en el que inserto desde su era de senador a uno de sus fieles sirvientes, Iván de la Selva, quien es el vaso comunicante con los maleables magistrados para que le cumplan sus diabluras, fue hace unas cuando en símil acción despojo de su diputación local a su copartidaria y ex protegido, Salvador Sánchez, para entregársela a su nueva colaboradora, Patricia Ramírez, quien ahora ocupa una curul en la XXII legislatura.
Hoy, su sobrina Julieta Aguilera Castro, con el gran mérito de tener ese lazo sanguíneo con el “Diablo” Castro Trenti, logra que su tío se haya aplicado de nueva cuenta en el tribunal federal y le haya quitado su silla en el cabildo de Tijuana a la petista Anel Fabiola Martínez, y operado adicionalmente para que desplazaran a Mario Madrigal, hijo del líder de los empleados de los casinos de Jorge Hank Rhon, del mismo nombre, bajo el concepto de la cuota en la paridad de genero.
Y no se podía esperar de otra forma, si el “Diablo” traiciona y entrega a sus colaboradores si con ello va a sacar provecho, con mayor ímpetu lo hace con tal de beneficiar a sus familiares, en especial si es la hija de su hermana consentida.

Y mientras tanto….
A dos días de haber iniciado actividades en los municipios del estado las nuevas administraciones, tanto en Tijuana como en Rosarito viven un desorden en la designación de algunos cargos, generado esto por la presión de los grupos al interior del PAN y de los intereses externos.

------------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: